viernes, mayo 25Respiro y dejo de Pensar

SURYA NAMASKAR-SALUDO AL SOL Parte III

INTERACCIÓN CON LOS ÓRGANOS VITALES Y GLÁNDULAS

Seguramente la característica más poderosa y notable de Surya Namaskar sea la de modular la energía intracelular y metabólica, pero también interactúa directamente sobre los órganos de nuestro cuerpo aplicando presión, masaje, estiramiento y en general tonificando las estructuras internas de los tejidos. Esto ayuda a las funciones depurativas, como también a estimular la energía de nuestro sistema nervioso. En resumidas cuentas, Surya Namaskar es una de las mejores armas para mejorar nuestro bienestar físico y mental.

A continuación trataré de hacer una descripción sistemática de los beneficios y efectos de Surya Namaskar en cada uno de los sistemas de órganos, para que el lector pueda entender mejor los efectos de las diversos desequilibrios o enfermedades pertenecientes a cada uno de ellos.

1.- Sistema respiratorio

Los pulmones están formados por lóbulos o compartimientos. En respiraciones normales rara vez se utiliza todos los compartimentos pulmonares. Normalmente, sólo las porciones inferiores se usan, mientras las zonas superiores se colapsan con la consiguiente acumulación de dióxido de carbono, especialmente en el caso de los habitantes de la ciudad y los fumadores. Estos depósitos permanecen en los pulmones durante años, afectando negativamente la respiración y otros sistemas de nuestro organismo.

En Surya Namaskar realizamos un proceso de respiración rítmica profunda que se sincroniza con cada movimiento. Este proceso vacía completamente los pulmones de todos los rastros de gas tóxico y los rellena con aire fresco, limpio y oxigenado. Esto ocurre especialmente en el caso de Hasta Utthanasana (Postura nº 2) y Bhujangasana (Postura nº 7) donde se expande al máximo la caja torácica. En Utthanasana (Postura nº 3), cuando se realiza con exhalación ligeramente forzada, que se puede hacer con la boca abierta (aunque no es recomendable exhalar por la boca), es una respiración potente de limpieza. Todos los compartimentos de los pulmones se expanden, se estimulan y se limpian. El contenido de oxígeno de la sangre se incrementa, lo que mejora la vitalidad en general y la oxigenación de las células y tejidos de nuestro cuerpo y del cerebro. La pereza y el cansancio son superados rápidamente. Las enfermedades respiratorias y el exceso de flema (moco) en las vías respiratorias pueden ser eliminados. Esta práctica es también buena para la prevención de enfermedades como la tuberculosis, que se desarrolla en las regiones menos utilizadas y estancadas de nuestros pulmones.

2.- Sistema circulatorio

La práctica de Surya Namaskar mejora el funcionamiento del corazón sin forzar los músculos cardíacos, a diferencia del culturismo o los ejercicios de gimnasia. El resultado es un aumento del flujo de sangre que acelera la eliminación de la materia residual e introduce oxígeno y nutrientes frescos a todas las células. Se eliminan los depósitos de sangre estancada en el bazo y demás órganos, y se mejora la circulación sanguínea en general. Los músculos cardíacos se fortalecen y también los vasos sanguíneos del corazón, las arterias coronarias se estimulan mejorando la circulación y reduciendo la posibilidad de ataque al corazón. La deficiente circulación, las manos y los pies fríos, las enfermedades de los vasos sanguíneos y la fatiga también se pueden eliminar.

La circulación de la linfa, que es de primordial importancia en el equilibrio de la circulación sanguínea y en la lucha contra las infecciones, se tonifica. El cuerpo gana y aumenta la resistencia a las infecciones, y obtiene una mayor capacidad para curar.

La sensación de bienestar y la disminución de los efectos del estrés inducido por Surya Namaskar reducen la adherencia de las plaquetas. Debido a esta mejora en la circulación de la sangre hace que tengamos menos probabilidad de arteriosclerosis y muchas enfermedades que esto ocasiona, por ejemplo, enfermedad coronaria, ataque al corazón, senilidad, insuficiencia renal, reducción del flujo sanguíneo a los miembros que requieren amputación y así sucesivamente.

Utthanasana (Postura nº 3) y Adho Mukha Svanasana (Postura nº 8) ayudan a llevar la sangre desde la parte inferior del cuerpo hasta el corazón, estirando los músculos de las piernas y utilizando la fuerza de la gravedad en la posición invertida. Las otras asanas exprimen la sangre de los órganos y ayudan al intercambio de oxígeno y nutrientes para los productos de desecho de los vasos sanguíneos.

3.- Sistema digestivo

Los movimientos alternos de estiramiento y compresión de Surya Namaskar tonifican todo el sistema digestivo mediante el masaje a fondo de todas las vísceras abdominales. Utthanasana (Postura nº 3) y Bhujangasana (Postura nº 7) son especialmente poderosas en términos de compresión y estimulación de los órganos abdominales. Esto no sólo mejora la eliminación de residuos, sino que también aumenta el fuego digestivo, fomentando un apetito saludable y una completa y rápida asimilación de los alimentos.  Una digestión correcta es un factor primordial para la salud en general. La calidad o la cantidad de alimento importa poco si el cuerpo es incapaz de digerir y asimilar eficientemente. Los alimentos no digeridos fermentan en el estómago y en los intestinos generando gases y bloqueando los canales de eliminación. Los problemas digestivos como el estreñimiento, la indigestión, la diarrea y un funcionamiento hepático incorrecto pueden ser aliviados y evitados por la regulación en la dieta en combinación con el Yoga.

4.- Sistema urinario

Los riñones desempeñan la función vital de regular los líquidos y las sales en el cuerpo. También elimina las impurezas de la sangre y las excreta por medio de la orina a través de la vejiga. Cualquier desequilibrio en la acción normal del riñón resulta un inmediato desequilibrio de los niveles de sal y aumento de los niveles de nitrógeno en la sangre. A través de la práctica de Surya Namaskar, la columna vertebral y los músculos de la espalda se mueven de una manera que presionan y masajean suavemente los riñones. Esto estimula su acción y aumenta su flujo de sangre. Si los riñones funcionan lentamente o padecen insuficiencia renal leve, con tendencia a formar piedras o, si hay una predisposición a infecciones caracterizadas por una orina con olor fuerte y oscura, micción frecuente y dolor en los riñones, se sugiere que se aumente la toma de agua, así como tomar un vaso de agua antes de una practica suave de Surya Namaskar. Bhujangasana (Postura nº 7), Ashtanga Namaskara (Postura nº 6) y Ardha Bhujangasana (Postura nº 4) ejercen una influencia especialmente fuerte en la zona de los riñones.

5.- Sistema nervioso

En los doce movimientos de Surya Namaskar, la columna vertebral es sistemáticamente estirada y comprimida al máximo, estimulando la circulación de la sangre en toda la médula espinal y todos los plexos nerviosos.

El sistema nervioso periférico, que se encuentra fuera del sistema nervioso central (cerebro y columna vertebral), consta de dos partes: voluntario e involuntario. El sistema voluntario o sistema somático gobierna las funciones del cuerpo que están bajo control consciente, tales como los movimientos musculares importantes. El sistema involuntario o sistema nervioso autónomo, gobierna aquellas funciones sobre las cuales el individuo generalmente no tiene un control consciente. Los latidos del corazón, la respiración, las secreciones glandulares y las funciones de casi todos los órganos internos se regulan de acuerdo con las necesidades del cuerpo por impulsos a lo largo de los nervios involuntarios. El sistema nervioso autónomo se compone a su vez en dos sistemas opuestos: simpático y parasimpático. Su equilibrada interacción ayuda a mantener una buena salud. Sin embargo, existe una tendencia en el hombre moderno hacia un desequilibrio de sus funciones nerviosas.

Surya Namaskar tonifica los flujos nerviosos estimulando los órganos internos que pueden ser comparados con las raíces (nervio) de una planta. Estira los nervios, trabaja sobre la columna vertebral y mejora el prana que activa los centros cerebrales. Después de practicar Surya Namaskar puedes llegar a sentir un hormigueo por tu cuerpo, eso es el prana, la energía. Todo el sistema nervioso se despierta y se activa.

6.- La piel

La piel es el órgano corporal más grande y aparte de para mantener el cuerpo unido sirve para regular la temperatura corporal, así como la excreción de materia de desecho a través de la transpiración. Cuando hay un exceso de toxinas en la sangre, se manifiesta a través de la piel en forma de furúnculos, erupciones y espinillas. Como Surya Namaskar produce transpiración, se acelera la circulación y aumenta la eliminación de los desechos a través de los sistemas digestivo y urinario, limpia y proporciona al practicante una piel tersa y brillante que es un signo importante de la salud. Muchas enfermedades de la piel causadas por depósitos de toxina subcutánea, tales como granos y eccema, pueden ser eliminados. Se eliminan los malos olores del cuerpo y se mejora la circulación general de la sangre a la piel.

Cuando Surya Namaskar se practica en las primeras horas de la mañana frente al sol naciente, los rayos ultravioleta se absorben a través de la piel. Al amanecer estos rayos están en su mayor intensidad y se cree que son muy beneficiosos para la salud y para la producción de vitamina D. Todas las asanas estiran la piel y sus tejidos elásticos, tonificándola y ayudando a conservar sus funciones.

7.- Sistema endocrino

Las glándulas endocrinas son las más vitales y misteriosas de todos los sistemas. Ellas desempeñan un papel global en la coordinación e integración de todos los procesos fisiológicos y, sin embargo, muy poco se sabe realmente sobre ellas. La función principal de las glándulas endocrinas es la producción y secreción de hormonas, que son sustancias químicas liberadas en el torrente sanguíneo y transportadas por todo el cuerpo para actuar sobre determinados órganos. Estas hormonas actúan como movilizadores, estimulando a los otros órganos para realizar sus respectivas funciones. Lo siguiente es una breve descripción de las glándulas y los efectos beneficiosos de Surya Namaskar sobre sus funciones y disfunciones.

a.- Pituitaria

La glándula pituitaria es considerada como la glándula principal de nuestro cuerpo. Este importante centro regula las funciones de las otras glándulas, estimulando o inhibiendo sus secreciones según lo requiera el cuerpo. Produce muchas secreciones hormonales, que controlan el crecimiento y desarrollo del cuerpo. Al aumentar el flujo de sangre a la cabeza y a través de sus efectos sobre el sistema nervioso, Surya Namaskar estimula el hipotálamo que regula la acción de la glándula pituitaria. De este modo, la práctica de Surya Namaskar tiene un efecto directo y beneficioso sobre este centro vital y sobre todo el cuerpo. Las asanas invertidas son las que ejercen el efecto más poderoso sobre la glándula pituitaria.

b.- Pineal

La glándula pineal es una diminuta glándula en el cerebro que actúa como una ventana a las facultades psíquicas superiores. Se conoce como el tercer ojo. La ciencia yóguica afirma que tiene una función vital como si fuese una conexión entre los diferentes niveles de conciencia por encima y más allá del plano físico. A través de la estimulación de este centro, se puede contactar con las capas más profundas de la mente y desarrollar los poderes de mayor conciencia, intuición, visualización e imaginación. Nuevamente, las asanas invertidas son las principales para tonificar esta glándula.

En los niños este centro es muy activo, porque los niños trabajan principalmente en el nivel de intuición y conciencia espontánea. Hasta la edad de siete años un niño forma los patrones mentales que él mantendrá para el resto de su vida. Sin embargo, a medida que el niño crece, el ego y el intelecto empiezan a dominar su personalidad. La glándula pineal se atrofia después de los ocho años. Surya Namaskar juega un papel importante en el mantenimiento de esta glándula.

c.- Tiroides/Paratiroides

La glándula tiroides, situada en la garganta, controla el metabolismo o la velocidad a la que el alimento ingerido es quemado por el cuerpo. El calor corporal, el crecimiento y el desarrollo también están regulados por las secreciones de esta glándula. La secreción insuficiente de la tiroides (hipotiroidismo) da como resultado la ralentización general de todos los procesos corporales. La persona se convierte en obeso, adormecido, aburrido, se siente siempre frío y sufre de estreñimiento y presión arterial baja.

La condición opuesta (hipertiroidismo) se caracteriza por una exagerada aceleración de todas las funciones. La persona come más pero pierde peso y siempre se encuentra hamvriento. Está nervioso, excitable, hipersensible, sufre de presión arterial alta y, en casos extremos, con síntomas tales como alucinaciones, espasmos, ataques y globos oculares prominentes. Los trastornos de la tiroides son realmente más comunes de lo que la mayoría de las personas sospechan, especialmente en las mujeres. Muchas personas sufren de mal funcionamiento de la tiroides, dentro de los límites normales, no sufriendo la enfermedad pero si sintiendo malestares y perturbando su vida cotidiana. Estas son las personas que se benefician especialmente de Surya Namaskar. Desafortunadamente, la mayoría de las personas no son conscientes de la fuente de su problema o que la condición puede ser controlada por estas asanas. Durante la práctica de Surya Namaskar, el área de la garganta es presionada alternativamente y luego estirada, estimulando y equilibrando las secreciones normales de esta glándula vital que está vinculada a Vishuddhi Chakra.

Las glándulas paratiroides están relacionadas con el metabolismo del calcio y el fósforo que son necesarios para el desarrollo de huesos fuertes y saludables. La hiperactividad causa huesos frágiles que se rompen fácilmente. La condición opuesta produce contracciones involuntarias de los músculos (espasmos y tics nerviosos) como resultado de la falta de calcio. La práctica de Surya Namaskar ayuda a normalizar la función de las paratiroides. Hasta Utthanasana (Postura nº 2), Adho Mukha Svanasana (Postura nº 8), Bhujangasana (Postura nº 7) y Ardha Bhujangasana (Postura nº 4) ejercen efectos más poderosos en la zona donde se sitúan estas glándulas (cuello).

d.- Timo

La glándula timo se encuentra justo debajo de la tiroides, en el centro del pecho justo detrás del esternón. El timo es más grande en los niños y disminuye su tamaño, y presumiblemente su función, progresivamente con la edad. Su labor es la producción de anticuerpos que actúan como una defensa contra las bacterias, virus, otros parásitos externos y ciertos cánceres. En Namaskarasana (Postura nº 1) enviamos prana a Anahata Chakra cuya correlación física es el timo. La exhalación indica ofrecerse al mundo y, al mismo tiempo, la postura es introspectiva, indicativa de mirar adentro para mejorar nuestra salud. Esta actitud mental puede ser muy beneficiosa estimulando y activando el timo a través de Anahata Chakra.

e.- Suprarrenales

Las glándulas suprarrenales son dos pequeños cuerpos situados en la parte superior de los riñones que segregan una serie de diferentes hormonas, la más importante la adrenalina. Cuando un ser humano (o un animal) se enfrenta a una situación de peligro o gran estrés, grandes cantidades de adrenalina se liberan en la sangre para ayudarles a hacer frente a la emergencia. Actúa inmediatamente en casi todas las funciones vitales, acelerando el ritmo cardio-respiratorio, elevando la presión arterial, tensando todos los músculos, dificultando la digestión, dilatando las pupilas de los ojos, etc.

Seguramente haya tenido la experiencia de un susto repentino. En ese momento, habrá sentido como una sensación de choque que irradiaba desde el centro del abdomen, habrás experimentado que durante algún tiempo después hubo una sensación de alerta y tensión. Esto se debe a la acción de la adrenalina. La sobreproducción de esta hormona hace que una persona esté constantemente en un estado de tensión y de ansiedad, aunque seguramente no sepa el porqué de esta situación. Este es un patrón especialmente común en las condiciones de vida estresantes de hoy en día, donde continuamente tenemos que adaptarnos al cambio. Por otro lado, la reducción de la producción y la secreción causa la opacidad en general y la falta de reacción a estímulos externos. Las glándulas suprarrenales también juegan un papel muy importante en la producción de hormonas sexuales y en el metabolismo de la sal.

Las posturas de Surya Namaskar, aplican presión directa en la región media de la espalda donde se encuentran los riñones y las glándulas suprarrenales, masajean y tienden a corregir el desequilibrio en las secreciones, ayudando a las suprarrenales a funcionar de manera óptima. Las glándulas suprarrenales están relacionadas con Manipura Chakra.

f.- Páncreas

El páncreas está situado detrás del estómago a nivel del plexo solar. Parte de esta importante glándula produce la hormona conocida como insulina, que controla la capacidad del cuerpo para almacenar y utilizar el azúcar. La insuficiente producción de insulina provoca la incapacidad del organismo para asimilar el azúcar ingerido, causando cantidades excesivas de azúcar en la sangre y también en la orina. Esta enfermedad dañina y generalizada se conoce como diabetes.
Surya Namaskar comprime los órganos abdominales que presionan sobre el páncreas especialmente durante la flexión hacia atrás en Bhujangasana (Postura nº 7).

g.- Órganos reproductivos

Las glándulas reproductoras regulan la producción de óvulos y espermatozoides, y también regulan otros aspectos tales como el crecimiento del cabello, el desarrollo de la voz, el ciclo menstrual femenino y el desarrollo de los senos, etc. Surya Namaskar es un valioso ejercicio para tonificar y regular dichas órganos tanto en los hombres como en las mujeres. En las mujeres los ovarios se encuentran dentro del abdomen y se estimulan por medio de la presión de las posturas, ayudando a corregir las irregularidades y dolores menstruales. Los músculos que recubren del útero y las paredes vaginales se fortalecen. Esto también facilita el parto fácil e indoloro. Asanas como Bhujangasana (Postura nº 7), Utthanasana (Postura nº 3) y Ardha Bhujangasana (Postura nº 4) especialmente ayudan a tonificar y fortalecer este área. La función sexual masculina también se mejora por el estiramiento proporcionado en Ardha Bhujangasana (Postura nº 4).

*Fuente:

SURYA NAMASKARA, A TECHNIQUE OF SOLAR VISUALIZATION

Swami Satyananda Saraswati

Yoga Publications Trust