viernes, febrero 23Respiro y dejo de Pensar

Shirodhara, la suave presión y el calor relajante……

Que es, explicación

Shirodhara es una antigua terapia ayurvédica. El aceite caliente (u otro líquido) se vierte en una corriente continua sobre la frente o “ajna marma”, un área donde los nervios están altamente concentrados.

El aceite satura la frente y el cuero cabelludo, penetra en el sistema nervioso y la presión del aceite en la frente crea una vibración placetera.  El nombre de Shirodhara proviene de los vocablos en sánscrito shiras (cabeza) y dhara (flujo).

Esta terapia fue desarrollada por vaidyas (practicantes del Ayurveda) en la región hindú de Kerala.

La suave presión y el calor relajante del aceite permiten que el cuerpo, la mente y el sistema nervioso experimenten un profundo estado de reposo, similar a la meditación.

Propiedades curativas

El Shirodhara se utiliza principalmente para la curación y tratamiento de enfermedades que afectan a la cabeza.

A través de esta terapia alternativa, podemos tratar problemas tanto físicos (cuello, ojos, oídos, nariz y sistema nervioso) como psíquicos (insomnio, ansiedad, tensión, nerviosismo y agresividad). Ayuda también a superar otras molestias tales como reumatismo, hipertensión, asma, problemas de alopecia y dolores de cabeza crónicos.

El paciente se acuesta o se sienta en la camilla donde se va a proceder a efectuar el masaje, y se relaja mientras se vierte el aceite tibio de hierbas a través del pelo, en toda la frente y se concentra en el centro de está. La caída debe ser continua y desde una altura específica, por tanto se ha depositado en un recipiente suspendido a cierto nivel para que su flujo sobre la frente sea perfecto.

Los ingredientes activos que componen el aceite esencial de masaje son: Acorus Calamus (componente que en el mundo ayurvédico es conocido como “el que trae la juventud”), sándalo (muy conocido en el mundo occidental como ambientador a través del incienso, pero que también tiene propiedades antisépticas, diuréticas, tonificantes, sedantes y antidepresivas) y manteca de coco (protectora y suavizante).

Con todos estos componentes, se realiza un intenso masaje craneal (Champy) específicamente estudiada para reducir la tensión del área cervical, la parte de los hombros, de la parte frontal y occipital del cráneo y del músculo facial, causada por la tensión y las malas posturas (por ejemplo, cuando nos sentamos mal delante del ordenador).

A nivel mental y espiritual se nota cierta paz y tranquilidad tras cada sesión, una mejora de los síntomas de ansiedad, e incluso es muy aconsejable para personas con ciertas fobias o miedos, pues les ayuda a relajar las tensiones provocadas por sus temores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *