viernes, abril 27Respiro y dejo de Pensar

PEDOS EN UNA CLASE DE YOGA

Pedo, flatulencia, ventosidad, gas….¿A quién no se le ha escapado una ventosidad durante una clase de Yoga? A todos imagino que nos ha ocurrido alguna vez.

He decidido escribir este artículo por que pienso que es necesario que los profesores hablen con sus alumnos y les expliquen (sobre todo cuando empiezan) que es algo muy normal expulsar ventosidades para que no se sientan violentos, avergonzados, sonrojados por tal hecho, haciendo incluso que esa persona deje de asistir a las clases. Muchas veces ante un sonido ventoso durante la clase hay gente que se gira hacia la persona en cuestión con cara de desaprobación o se escuchan risas desconcentrando al resto de alumnos y haciendo sentir vergüenza e incomoda a esa persona; personalmente prefiero escuchar pedos a risas en una clase de yoga.

En mi trayectoria como profesor he “recibido” pedos de todos los tipos, recuerdo una vez en el que ayudando a una alumna a completar Sirshasana se le escapo un gas, directo a mi rostro; ella se puso muy nerviosa pero yo actúe como si no hubiera pasado nada, cosa que ella agradeció bastante. Estos “accidentes” van incluidos en nuestro sueldo.

No sólo existen los pedos anales, también existen los pedos vaginales que es aquel en el que el aire se libera a través de la vagina acompañado por un sonido similar al que ocurre en la flatulencia anal.

Consejo para profesores, hablad y explicad a vuestros alumnos que estas cosas pasan y así se puedan sentir más cómodos si llegara a ocurrir.

Consejo para los alumnos, no os giréis con cara de desprecio hacia la persona que ha soltado la ventosidad ni os riáis, seguid con vuestra clase que al fin y al cabo de eso se trata una clase de Yoga, de trabajo interior y personal sin preocuparnos de lo que está haciendo la persona de al lado.

Las posturas más proclives a expulsar ventosidades son aquellas en las que elevamos o bajamos piernas cuando estamos tumbados hacia arriba. A continuación os detallo algunas de las posturas más tendentes a esto:

  • Viparita Karani: 
  • Pavanamuktasana: 
  • Urdhva Prasarita Padasana: 
  • Sirshasana: 
  • Navasana: 

Os dejo como final este Poema al Pedo del gran Francisco de Quevedo:

Alguien me pregunto un día
¿Qué es un pedo?
y yo le conteste muy quedo:
el pedo es un pedo,
con cuerpo de aire y corazón de viento
el pedo es como un alma en pena
que a veces sopla, que a veces truena
es como el agua que se desliza
con mucha fuerza, con mucha prisa.

El pedo es como la nube que va volando
y por donde pasa va fumigando,
el pedo es vida, el pedo es muerte
y tiene algo que nos divierte;
el pedo gime, el pedo llora
el pedo es aire, el pedo es ruido
y a veces sale por un descuido
el pedo es fuerte, es imponente
pues se los tira toda la gente.

En este mundo un pedo es vida
porque hasta el Papa bien se lo tira
hay pedos cultos e ignorantes
los hay adultos, también infantes,
hay pedos gordos, hay pedos flacos,
según el diámetro de los tacos
hay pedos tristes, los hay risueños
según el gusto que tiene el dueño

Si un día algún pedo toca tu puerta
no se la cierres, déjala abierta
deja que sople, deja que gire
a ver si hay alguien que lo respire.

También los pedos son educados
pues se los tiran los licenciados,
el pedo tiene algo monstruoso
pues si lo aguantas te lleva al pozo
este poema se ha terminado
con tanto pedo que me he tirado.

VÍCTOR DE MIGUEL

7 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *