jueves, mayo 23Respiro y dejo de Pensar

Experiencias Compartidas

Si deseas colaborar con esta sección, envíanos tu historia a info@yogaadictos.com junto a una foto tuya y la publicaremos en la web. Las historias pueden ser de cómo te acercaste al Yoga, el por qué, experiencias en cursos, retiros, viajes espirituales, etc. Namaste.

El Yoga ha dirigido mi vida, por el Dr. Miguel Fraile

El Yoga ha dirigido mi vida, por el Dr. Miguel Fraile

Experiencias Compartidas
En Octubre del año 1968 empezaba mis estudios de Medicina con 17 años recién cumplidos. Quería ser médico y conocer el porqué de las enfermedades y el dolor de la gente. Mi propia intranquilidad interior, mi ansiedad, y el afán por descubrir un lugar donde sentirme seguro me empujaban a la Medicina pensando que me ayudaría en la zozobra e intranquilidad interior que me acometía y condicionaba mi vida cotidiana. No había terminado dicho año 1968 cuando al visitar una librería me encontré con un libro sobre Yoga de García Salve. El Yoga era entonces una disciplina desconocida salvo para un pequeño grupo de ilustrados que se relacionaban con él y mantenían su práctica casi en secreto, como si perteneciesen a una comunidad oculta y accesible solo para sus iniciados. (Con el paso de los años
Sobre cómo llegué al Yoga por Rocío Vázquez Cerviño

Sobre cómo llegué al Yoga por Rocío Vázquez Cerviño

Experiencias Compartidas
Ilusión: A los 18 llegué a Madrid. La estación de Atocha parecía un enjambre de reencarnables que se dirigían a coger su tren, el de la mañana, el que siempre cogen, el que a veces pierden, a menudo tan solo por cuestión de segundos. Y yo allí, con mi madre al lado, intentando asimilar tanta información ambiental, descifrando los mensajes en el aire y los letreros electrónicos, sin saber cuál sería mi tren, y respirando cada vez más rápido. Ese fue el día que se cortó; el cordón umbilical y la respiración… Sí, porque en Madrid la gente también respira pero lo hacen a un ritmo alucinante, incluso a veces creo que sólo inspiran, que se olvidan de expirar. Inspirar tanto tanto, no puede ser bueno. Con el paso del tiempo lo comprobé. (más…)
El yoga me trajo de nuevo a la vida. Por Antonio Quintanar Jiménez

El yoga me trajo de nuevo a la vida. Por Antonio Quintanar Jiménez

Experiencias Compartidas
No te voy a contar lo que ya he hecho en el libro que la vida me permitió canalizar que atrevidamente titulé “Aprendiendo a estar feliz”, sino, la razón por la que me acerqué al yoga y por la que seguí practicando hasta integrarlo en mi forma de vivir. Todos, sin excepción, aunque dicen que hay seres humanos que nacen en estado de yoga o budeidad, tenemos la necesidad de reprogramar nuestra forma de ver la vida para conseguir vivirla de forma satisfactoria.  Si no lo haces y mantienes el programa heredado basado en el ego, no podrás núnca alcanzar la verdadera felicidad. (más…)