sábado, junio 23Respiro y dejo de Pensar

Experiencias Compartidas

Si deseas colaborar con esta sección, envíanos tu historia a info@yogaadictos.com junto a una foto tuya y la publicaremos en la web. Las historias pueden ser de cómo te acercaste al Yoga, el por qué, experiencias en cursos, retiros, viajes espirituales, etc. Namaste.

Nace la app Bambú, un entrenador personal de mindfulness y meditación en tu bolsillo.

Nace la app Bambú, un entrenador personal de mindfulness y meditación en tu bolsillo.

Experiencias Compartidas, Practica Yoga, Yoga Somos
    “Solo hacen falta 3 minutos para cambiar el resto del día.”   Bambú es un entrenador personal de mindfulness y meditación en forma de app - a partir de 3 minutos diarios puedes crear un hábito que cambiará poco a poco tu vida. La meditación y el mindfulness son técnicas milenarias, científicamente contrastadas y reelaboradas para ayudar a lidiar con el estrés, relajar la mente y contribuir a una vida más plena y feliz. 12 millones de españoles sufren estrés de manera continuada, y el 96% lo ha sufrido en algún momento en los últimos 18 meses. Las mujeres lo padecen más, según el estudio publicado en marzo por el Consejo General de Colegios Oficiales de Psicólogos. El estrés prolongado puede ser causa de ansiedad, depresión, insomnio, probl
¿Por qué nos giramos hacia la derecha después de Savasana?

¿Por qué nos giramos hacia la derecha después de Savasana?

Experiencias Compartidas, Yoga Somos
 Fisiológicamente: El pulmón izquierdo es más pequeño que el pulmón derecho porque el corazón queda en el centro del cuerpo. El hígado está en el lado derecho y es el órgano interno más pesado y grande de nuestro organismo, con un peso medio de 1,5 kgs. Cuando giramos hacia el lado derecho, el corazón permanece abierto y libre de presión. (más…)
¿Qué hago si mi cuerpo está lesionado? O ¿si noto molestias en mi cuerpo con cierta intensidad?

¿Qué hago si mi cuerpo está lesionado? O ¿si noto molestias en mi cuerpo con cierta intensidad?

Experiencias Compartidas, Yoga Somos
apego De apegar. m.Afición o inclinación hacia alguien o algo ego Del lat. ego ‘yo’. m.Psicol. En el psicoanálisis de Freud, instancia psíquica que se reconoce como yo, parcialmente consciente, que controla la motilidad y media entre los instintos de ello, los ideales del superego y la realidad del mundo exterior. m.coloq. Exceso de autoestima. (más…)
¿FUE EL YOGA CREADO POR LAS MUJERES?

¿FUE EL YOGA CREADO POR LAS MUJERES?

Experiencias Compartidas, Yoga Somos
Según la reconocida escritora e historiadora feminista Vicki Noble, el Yoga fue creado por las mujeres. La afirmación de Noble desafía el mito común de que a las mujeres no se les permitió practicar yoga hasta el siglo pasado. Tal afirmación también es mantenida por el erúdito tántrico Ramesh Bjonnes "las mujeres han sido gurús, sanadoras, yoguinis y diosas desde el principio de los tiempos".  Matrika / Madre Diosa, mediados del siglo VI, India (Rajasthan, Tanesara)   Hoy en día, la mayoría de practicantes de yoga son mujeres. Si bien, el acceso por igual al perro hacia abajo podría parecer a primera vista como una victoria feminista, Noble y otros investigadores feministas cuentan una historia muy diferente. Preguntan: ¿por qué las mujeres aún practican una forma de yo
¿SABES CUÁL ES EL ORIGEN DE LA ESTERILLA DE YOGA?

¿SABES CUÁL ES EL ORIGEN DE LA ESTERILLA DE YOGA?

Experiencias Compartidas, Practica Yoga, Yoga Somos
¿Sabes cuál es el origen de la esterilla de yoga? En la India, antiguamente, algunos yogis, los más famosos, utilizaban una piel de tigre como esterilla de yoga. Dice la tradición que se hacía para simbolizar el dominio de la mente sobre el cuerpo, aunque lo más probable es que se hiciera como aislante, para proteger a la persona que está meditando del frío del suelo y para que ningún accidente del suelo, por ejemplo, una pequeña piedra, molestara al yogi durante la meditación. Aquellos yogis que no tenía medios para comprar la piel de un tigre utilizaban la piel de otros animales para practicar yoga, sobre todo la piel de un ciervo, que eran muy abundantes entonces y tenían poco uso en la fabricación de ropa. Lo creas o no, la piel de un ciervo era en aquellos tiempos menos valios
Sobre la intensidad y otras variables en Ashtanga por Sandra Maldonado

Sobre la intensidad y otras variables en Ashtanga por Sandra Maldonado

Experiencias Compartidas
Cuando empecé a practicar Ashtanga era joven y tremendamente enérgica e inexperta. Me costaba mucho regular la cantidad de energía que debía poner en cualquier actividad, debido a una clara desconexión conmigo misma. En aquella época, si salía a escalar con mi amiga, cada poco tiempo queríamos aumentar la dificultad de la pared; si iba a correr, cada semana incrementaba la velocidad o los kilómetros aunque llegara con la lengua fuera… y, así, con esta naturaleza extrema que me presionaba y empujaba hacia la extenuación, puse toda mi energía en la práctica del Ashtanga. Esto me ayudó a aprender muchísimo sobre mi yo más profundo ya que cuando rebasas los límites, por exceso  o por defecto, después resulta más fácil encontrar el glorioso punto intermedio aristotélico que para mí siempre ha e
MI PRIMER VIAJE A INDIA por Víctor de Miguel

MI PRIMER VIAJE A INDIA por Víctor de Miguel

Diario de viajes, Experiencias Compartidas, Viajes
Hará ya unos 15 años que visité India por primera vez, aunque por aquel entonces ya llevaba varios años practicando y dando clases de Yoga, mi objetivo en este primer viaje no estaba relacionado con el Yoga, era puramente turístico, sobre todo ver el Taj Mahal. Recuerdo de pequeño en el colegio: al ver una foto del Taj Mahal en un libro de Ciencias Sociales quedé totalmente fascinado . Mi ilusión a esa edad era poder conocerlo algún día. (más…)
El Yoga ha dirigido mi vida, por el Dr. Miguel Fraile

El Yoga ha dirigido mi vida, por el Dr. Miguel Fraile

Experiencias Compartidas
En Octubre del año 1968 empezaba mis estudios de Medicina con 17 años recién cumplidos. Quería ser médico y conocer el porqué de las enfermedades y el dolor de la gente. Mi propia intranquilidad interior, mi ansiedad, y el afán por descubrir un lugar donde sentirme seguro me empujaban a la Medicina pensando que me ayudaría en la zozobra e intranquilidad interior que me acometía y condicionaba mi vida cotidiana. No había terminado dicho año 1968 cuando al visitar una librería me encontré con un libro sobre Yoga de García Salve. El Yoga era entonces una disciplina desconocida salvo para un pequeño grupo de ilustrados que se relacionaban con él y mantenían su práctica casi en secreto, como si perteneciesen a una comunidad oculta y accesible solo para sus iniciados. (Con el paso de los años